sábado, 27 de octubre de 2012

Catedral de San Salvador de Jujuy

La Catedral de la ciudad de San Salvador de Jujuy fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1931. Su frente es de estilo neoclásico, con tres torres y un campanario. Fue finalizada su construcción en 1765 y destruida por posteriores terremotos. Su púlpito es de estilo barroco, fue tallado por los indígenas en madera de cedro y ñandubay, y está cubierto con una fina pátina de oro bruñido. Exhibe pinturas de la escuela cuzqueña.

En 1593, año fundacional de la ciudad, en el lugar que hoy ocupa la catedral, se instaló el primer edificio. Entre 1606 y 1612 se construyó una segunda iglesia, derrumbada en 1631 por acción de la lluvia. En 1659 ya estaba concluida la tercera iglesia, que unas décadas después se encontraba casi en ruinas, hasta que fue en gran parte destruida por el terremoto de 1692.

La fachada muestra dobles columnas exentas y pilastras de orden corintio, y está coronada por una balaustrada que recorre todo el perímetro de la iglesia. Sobre ella se levanta una torre única, en eje con la entrada, que se divide en dos cuerpos: ciego el más bajo, y abierto con el cuerpo de campanas el segundo. Una pequeña cúpula remata el conjunto. El templo fue elevado a la categoría de catedral al instituirse, en 1935, el Obispado de Jujuy.

Otras iglesias destacadas en la ciudad son la Iglesia de San Francisco (ubicada en Belgrano esquina Lavalle) y la Capilla de Santa Barbará (en San Martín y Lamadrid).  



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada