jueves, 26 de julio de 2012

Provincia de Tucumán

Recorremos los Valles Calchaquies, a través de la Ruta Provincial 307 y luego por la Ruta Nacional 40 visitando distintas localidades, museos, sitios arqueológicos, disfrutando de sus comidas regionales y de su bellísima naturaleza árida, con importantes cordones montañosos.

QUEBRADA DE LOS SOSA y MONUMENTO AL INDIO

Partimos desde San Miguel de Tucumán hacia el sur por la autovía 38 atravesamos la localidad de Famailla –Capital Nacional de la Empanada- y al llegar a Acheral debemos tomar la Ruta Provincial 307. A nuestra mano derecha vamos rodeando las Sierras del Aconquija.

Esta ruta nos va introduciendo en una región de monte tucumano, bordeando el Río Los Sosa y su Quebrada, rodeados de vegetación por un zigzaguearte camino que empieza a ascender, parte de la Reserva Provincial Los Sosa. La reserva comprende un área de 910 hectáreas y se encuentra entre los 650 y 1300 metros de altitud. Está ubicada entre los 20 y 38 kilómetros de la Ruta Provincial 307.


A los 10 kilómetros encontramos la figura del Monumento al Indio, obra del artista tucumano Juan Carlos Iramain, donde podemos hacer una escala para recorrer los puestos de artesanías y sacarnos una típica foto del lugar.
 

Venimos transitando la Ruta Provincial 307, hemos atravesado la Quebrada de Los Sosa, su Reserva Provincial y el Monumento al Indio. Hemos ascendió entre la cerrada selva tucumana en un camino sinuoso y estrecho.

Ahora nos encontramos en la localidad de El Mollar, a 103 kilómetros de la Ciudad de San Miguel de Tucumán. El Mollar se encuentra a 2.141 metros de altitud, entre el Cerro Ñuñorco y a orillas del Dique La Angostura cuyo lago artificial es el de mayor altura en nuestro país, ingresando en el Valle Calchaquí.

En esta región se encuentran restos arqueológicos de la cultura tafi, que habitó esta zona entre los años 300 ac y 800 dc, y de la cultura santamariana. 

Transitando las rutas provinciales 355 y 325 podemos introducirnos en el interior del valle, entre las sierras del aconquija, estancias y pequeñas poblaciones para recorrer Potrerillos, El Rincón, Las carreras y visitar el Museo Jesuítico de La Banda


La localidad de Tafi del Valle es uno de los más destacados centros turísticos de la Provincia de Tucumán. Se encuentra a 126 kilómetros de la ciudad de San Miguel de Tucumán, sobre la Ruta Provincial 307 y a unos 2.014 metros sobre el nivel del mar rodeado de sierras, praderas y el Dique La Angostura.

En nuestro camino hasta aquí por la Ruta Provincial 307 recorremos la Quebrada de Los Sosa, el Monumento al Indio, en un recorrido sinuoso y rodeado de la selva tucumana. Ascendemos hasta los 2.000 metros de la localidad de El Mollar donde podemos visitar el Parque de Los Menhires y descubrir una zona de pequeñas chacras, sembrados y ganadería, construcciones sencillas de abobe, pircas y corrales, al pie de los cerros y serranías que rodean estos pequeños valles. Próximo a Tafi del Valle se halla La Banda, donde podemos recomendar visitar el Museo Histórico Jesuítico.


Partimos de Tafí del Valle rumbo al oeste para introducirnos en los Valles Calchaquíes y visitar Amaicha del Valle.

Vamos ascendiendo desde Tafí del Valle (a 2.000 msnm) por La Quebradita, que nos ofrece un amplio panorama del Valle de Tafí. Encontramos algunas casas importantes y también hoteles. Nos rodean importantes cerros y un paisaje de pastizales bajos.

Nuestro camino alcanza los 3.042 metros de altitud, luego de una sucesión de curvas, al llegar a El infiernillo, punto más elevado del recorrido, donde encontramos puestos de artesanías y regionales. Por esta abra, pasó el primer español Capitán Diego de Rojas desde Alto Perú hacia el llano.


Para llegar a Amaicha del Valle hemos pasado del verde selvático de la Quebrada de Los Sosa, la altura de El Infiernillo a 3.000 metros hasta el Valle Calchaqui con sus ríos pedregosos y sus tierras arenosas.

Amaicha del Valle es un pueblo tranquilo, ubicado a 167 kilómetros de San Miguel de Tucumán. A pocos metros de la rotonda de ingreso se encuentra el espléndido Museo de la Pachamama. Cruzando el puente encontramos un cuadriculado de calles que tienen por centro la Plaza San Martín con su arbolada, su iglesia de frente blanco y con una torre con campanas y algún hotel modesto.


Uno de los momentos más importantes del viaje por el Valle Calchaquí es visitar las Ruinas de Quilmes. Hoy es una zona árida, de tierra arenosa, de pocas matas y arbustos, las sierras de la pre-cordillera al frente se muestran escasas de vegetación. Aquí llueve unos 200 o 300 milímetros al año. Dicen que las últimas temporadas las lluvias fueron un poco mayores de lo habitual.

Visitamos un sector habilitado y reconstruido de la ciudad calchaquí, con sus casas de gruesas paredes de tierra y piedra, sus silos para conservar alimentos, patios que comunican las viviendas, los senderos ascienden al sur y al norte por distintos puntos de observación que tienen amplia vista defensiva de todo el valle. Hay sitios donde se reconocen morteros, apachetas –montículos de piedra de sentido religioso y festivo-, el templo, más arriba una ciudadela fortificada para su defensa, y mientras que vamos trepando, vamos subiendo en la escala social y de poder de aquella civilización. 


Rumbo al norte por la Ruta Nacional 40, partiendo de las Ruinas de Quilmes y camino a Cafayate, encontramos la pequeña población de Colalao del Valle, en el centro de los Valles Calchaquíes.

Aprovechando las aguas que bajan de las sierras por las nevadas de invierno y torrenciales lluvias de verano, en Colalao del Valle encontramos algunas actividades agropecuarias, viñedos, frutales, también cría de animales. Cada mes de enero se realiza una fiesta en homenaje a Los antigales, con comidas y bebidas típicas y desfiles de gauchos. Tan infaltable como alguna capilla al costado de la ruta es el cruce de animales, ganado, chivos.

Desde el centro urbano parte un camino de ripio que, a través de 7 kilómetros de valles, nos lleva hasta El Pichao, ubicada al pie del Cerro Negro y las Sierras de Quilmes.

MAPAS

Ver Salta, Jujuy y Tucumán en un mapa ampliado
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario