sábado, 5 de mayo de 2012

Iglesia Nuestra Señora del Nahuel Huapi - Bariloche

La Catedral de San Carlos de Bariloche Nuestra Señora del Nahuel Huapi es el principal templo católico de la ciudad de San Carlos de Bariloche, en la Provincia de Río Negro.

Se encuentra en la intersección de las calles Almirante O’Connor y Beschtedt, frente a la Plaza Italia, sobre la costanera de la Ciudad con una hermosa vista del Lago Nahuel Huapi. Corresponde a la Diócesis de Bariloche, sufragánea de la Arquidiócesis de Bahía Blanca.

El lugar donde está construido, a comienzos del siglo XX estaba ocupado por la Comisaría, el Juzgado y algunos hoteles.

La obra se construyó en 1946 según proyecto de los Arqs. Alejandro Bustillo y Miguel Césari, quedando inconcluso parte del proyecto. En 1995 se hicieron importantes obras de terminación interior con materiales y técnicas actuales. Se trata de una obra neogoticista, construida en piedra de la zona. Por su monumentalidad y por la característica aguja de la torre que alcanza los 69 metros.

El edificio tiene forma de cruz latina. Su cabecera está orientada exactamente al Este, de modo que el sol ilumina desde el comienzo del día. Así también se logra esfumar las diversas variaciones de la luz, al pasar por los vitrales. Vista desde el exterior, se generan planos de luz y sombra acentuando sus rasgos arquitectónicos ya mencionados.

El material usado para su edificación fue la “piedra blanca”. Es curioso notar, expresado por algunos feligreses, como el efecto que genera este mineral, puede transportarnos a un mundo interior de sensible austeridad. Impresión vinculada acaso con las grutas de los primeros cristianos, que encontraban en estos medios de construcción (piedra) los medios para edificar. En el caso del techo, son de color negro y culminan en un campanario de 69 metros en forma de aguja.

Cuando este templo estaba en plena construcción, Exequiel Bustillo organizó una Comisión de Damas, presidida por la señora Isabel Nevares de Ortiz Basualdo -hermana del obispo Jaime de Nevares-, que obtuvo las donaciones de dinero necesarias para encargarlos.

En Buenos Aires se contactó a Enrique Thomas, un francés poseedor del arte preciosista del vitral. Exequiel Bustillo se comunicó con monseñor Esandi, conviniendo entre ambos que las imágenes de los vitrales tuviesen vinculación con episodios zonales.

De esa idea base surgió, del taller de Enrique Thomas, una preciosa imagen de Nuestra Señora del Nahuel Huapi -patrona del templo- e imágenes vernáculas.

Se distinguen entre otras, las imágenes de los nativos, del Padre Nicolás Mascardi y su martirio, de Fray Francisco Menéndez, del Gral. Julio Argentino Roca, de Ceferino Namuncura, del padre Melanesio catequizando –fue el primer cura del pueblo de Bariloche-, de Monseñor Cagliero y hasta de los creadores del templo: Alejandro Bustillo, representado como San Rafael, y Miguel Ángel Césari, como San Miguel Arcangel.

Los vitrales fueron colocados en 1947, quedando de esa forma concluida la obra externamente. Además, al proyectarse el templo se pensó que el edificio formase una cruz latina tendida en el suelo con su cabecera orientada exactamente al Este, para que el Sol iluminase de forma adecuada su interior a través de los vitrales.

Nuestra Señora del Nahuel Huapi es la Virgen Patrona de Bariloche y todos los 3 de mayo es su Festividad, coincidiendo con el aniversario de la fundación de nuestra ciudad.

Su imagen se relaciona con nuestra zona, cuando en marzo de 1672, el Virrey del Perú, Conde de Lemos, le envía al padre Nicolás Mascardi 200 escudos de plata y una imagen de la Virgen, destinada a la Misión del Nahuel Huapi".

Esta imagen de la Virgen es una réplica exacta de la que se venera en la Parroquia Santa María de Achao, en Chiloe. Fue tallada en alerce helado por el artesano chilote Miltón Nuñez. Fue llevada a la Catedral de Bariloche en junio del 2004.

GALERIA DE FOTOS


MAPAS


Ver Provincia de Neuquén y Rio Negro en un mapa ampliado
 





No hay comentarios:

Publicar un comentario